Parroquia de San Sebastián - Sevilla

  • Increase font size
  • Default font size
  • Decrease font size

LIBRO 2ºA. TEMA VII

Correo electrónico Imprimir PDF

ITINERARIO DE FORMACIÓN CRISTIANA. Historia de la Salvación y Sagrada Escritura.

LIBRO 2ºA. TEMA VII

         LA REVELACIÓN A LOS PRIMEROS PADRES: promesa de salvación y de alianza.

Oración personal: Para ponernos en presencia de Dios (Padrenuestro…).

Antecedentes:

En este tema vamos a considerar que la Revelación de Dios comienza desde el mismo origen del mundo y del ser humano. Esta revelación de Dios  a los primeros padres es una promesa de salvación y de alianza. Dios se manifestó a los seres humanos desde el principio de la creación y les invitó a una comunión íntima con Él, invitación que no fue interrumpida por el pecado.

Vamos a considerar el modo en que Dios inicia una historia de alianzas, pero antes hagamos algunas consideraciones sobre el modo de leer la Biblia.

La Biblia, narración de la historia de la salvación:

La Biblia puede ser estudiada como un texto literario antiguo. Sin embargo, nuestro propósito no es hacer este tipo de estudio. Leemos la Sagrada Escritura para aprender a ser creyentes. Es una lectura en continuidad con la que hizo Israel y coherente con la luz que irradia Jesucristo. Es la lectura del relato de la Salvación que hoy se actualiza en nosotros.

No es una “crónica” ni una “historia en sentido moderno”:

En efecto, la Biblia no es una “crónica” ni una “historia” pormenorizada de lo que ha acontecido desde el comienzo del mundo hasta la actualidad. La “crónica” busca describir unos hechos con el mayor lujo de detalles. Y si el autor es bueno conseguirá atrapar la atención del lector.

Tampoco es una “historia” que expone lo sucedido buscando profundizar en las causas que han dado origen a esa situación. Para ello hace un análisis de estudios económicos, sociales, religiosos, etc. Ambas, crónica e historia, tienen de común que parten de los acontecimientos y no se permiten dar rienda suelta a la imaginación. No podemos aplicar ninguno de estos dos géneros literarios a la Biblia.

Por ejemplo, el autor del Génesis afirma que Dios creó el mundo, pero no pretende describir “como” fue la creación. Tampoco podemos acercarnos al hecho del Éxodo con los criterios históricos modernos: ¿cómo explicar que los unos pobres esclavos israelitas se escapasen del potente ejercito del faraón?. Sin embargo, creemos que Dios ha creado el mundo y que Israel salió de Egipto para comenzar una vida en libertad.

Es una narración histórica:

Para aproximarnos al texto bíblico hemos de entender lo que es una “narración”. El narrador introduce al lector en el contexto, comenta, apostilla, etc. No se limita a describir lo que ve, sino que introduce nuevos elementos que tienen que ver con el acontecimiento que quiere transmitir.

A Israel no le interesa describir asépticamente lo sucedido, sino transmitir lo vivido. Quiere transmitir la experiencia de la acción salvadora de Dios con su pueblo. Por eso cuando leemos la Biblia no debemos confundir la <verdad> que nos revela Dios con la <exactitud> de lo que se narra.

Narración semítica:

La realidad, siendo única, no se ve con los mismos ojos. Unos pueblos buscan la exactitud, la precisión; otros son más imaginativos e imprecisos. Los pueblos orientales se han distinguido por su excepcional fantasía.

Por otra parte, los narradores semitas carecen del sentido de la abstracción. Ellos crean una imagen que responda  a la verdad. Si nos preguntan qué había antes de que existiera el mundo, responderíamos <nada>; un semita diría: <un enorme desierto>. Tras estas precisiones abordemos el núcleo de nuestro tema.

La creación del mundo y del ser humano; dos relatos poéticos:

La Sagrada Escritura no pretende desvelarnos cómo fue la creación, sino el designio amoroso y salvador de Dios, que da inicio a todo con la creación. El libro del Génesis nos ofrece dos relatos distintos en su origen que fueron unidos para dar continuidad y coherencia a la gran historia de la salvación de Dios.

  • Primer relato: En este primer relato a creación surge de la Palabra de Dios: <Dios creó>, <Dios dijo>, <Dios vio que era bueno>, etc. En esta iniciativa divina la creación del ser humano no es uno más de los seres creados, sino alguien creado <a imagen y semejanza> de su autor, Dios mismo y <varón y hembra los creó>. Y <al séptimo descansó>.
  • Segundo relato: Pasamos de un texto esquemático, repetitivo, bien organizado a una narración de tintes coloristas. Este segundo relato se prolonga con un relato de caída, con el que forma una sola composición.

El nuevo relato dice que Dios creó al hombre del <barro>. Se imagina el autor sagrado una figura humana a la que Dios le infunde el soplo de vida. El ser de <barro>  revela una gran verdad y es la fragilidad humana.

Solo en la mujer el varón verá colmada su soledad y ansiedad: . La imagen de la costilla debe ser interpretada como participación de los dos sexos de la misma condición humana.

El relato de la caída:

Dios coloca al ser humano en un amplio y rico jardín: el Edén, para que lo cultive y lo guarde. Pone a su disposición todos los árboles menos uno: el de la ciencia del bien y del mal. El sentido de la vida del paraíso no consiste en la vida fácil y placentera, sino en desarrollar las grandes posibilidades que nos da la creación, de acuerdo con el deseo del creador. De ahí el valor que adquiere la obediencia al mandato divino, Dios crea al ser humano libre y responsable.

Tras la caída vienen los desequilibrios: la vergüenza por el profundo sentido de culpa,  el miedo, el dolor, la fatiga, la ruptura de la solidaridad del varón y la mujer, etc. La desobediencia del mandato divino trastorna completamente el plan de Dios sobre el ser humano; así lo expresa la expulsión del jardín. 

El misterio de nuestra condición humana:

Nuestra vocación humana  es vivir conforme a lo que somos CRIATURAS DE DIOS, por ello debemos vivir delante, en presencia, abiertos y en escucha agradecida y obediente a Dios.

El orgullo que dice que no necesita a Dios, la prepotencia de querer  desterrar a Dios y ocupar su puesto (con dinero, poder o ciencia) es el pecado porque trae el desamor.

La Historia de la Salvación nos descubre que Dios a pesar de todo, no abandona al ser humano ni le quita el mejor regalo que le dio: la libertad.

Dios entabló desde el principio un dialogo de amor con el hombre y la mujer, nunca lo rompió,  y lo culmino con la entrega que Dios Padre hizo de su propio Hijo Jesucristo (San Pablo dice: Jesucristo, primogénito de toda criatura). Él mismo hecho hombre como uno cualquiera de nosotros por quien quiso reconciliar consigo a todos los seres, y al resucitarlo inauguró con él la nueva creación.

Después de la oración y la lectura del tema hagamos un

: Mirada creyente.

  • Pensemos en un hecho en el que se manifieste que, con frecuencia, las personas no reconocemos nuestra condición de criaturas, creadas a , y pretendemos desterrar a Dios y ocupar su puesto.
  • La falta de esperanza  con la que algunas veces afronto la realidad del mundo en todas sus formas.

: Reflexión creyente.

  • Considerando la altísima vocación con la que Dios crea al ser humano (Gen 1,29-31) y la realidad del pecado (Gen3, 6-7): ¿cómo podremos vivir mejor nuestro ser ?
  • Ante el mundo creado amorosamente por Dios para el ser humano y teniendo presente la Palabra de Dios (Gen. 1, 26 yss): ¿qué actitudes ha de tener el cristiano?

: Compromiso creyente.

  • Este tema nos plantea nuestra responsabilidad ante el Plan de Dios y la actitud de esperanza con la que hemos de vivirlo: ¿Qué llamada sientes que Dios te hace, para que tu vida se oriente adecuadamente y tu proyecto de vida cristiana exprese mejor tu conversión a Dios y a su Plan de Salvación, y el rechazo al pecado?.

Haz un compromiso concreto, pequeño y realista para testimoniar ante el mundo la prioridad que el Plan de Dios  debe tener en tu vida.

 Breve oración personal de acción de gracias sentida, que contenga tus vivencias y actitudes personales ante la grandeza del Plan de Dios.

Nota importante: Para seguir estos temas se aconseja  tener una Biblia, los Documentos del Concilio Vaticano II   y el Catecismo.

 

COFSanSebastian

Próximos Eventos

Sin eventos

Archidiócesis de Sevilla

Hermandad de la Paz

contacto

Abril 2017
L M X J V S D
27 28 29 30 31 1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30