Parroquia de San Sebastián - Sevilla

  • Increase font size
  • Default font size
  • Decrease font size

LIBRO 2A. TEMA VIII (1ª parte)

Correo electrónico Imprimir PDF

ITINERARIO DE FORMACIÓN CRISTIANA. Historia de la Salvación y Sagrada Escritura

DESIGNIO SALVADOR DE DIOS CON LAS NACIONES DE LA TIERRA, ALIANZAS

Oración personal: Para ponernos en presencia de Dios (Padrenuestro…).

(Textos Bíblicos para consulta: Gn 6, 9-9,17; Mt 24, 29-51; Lc 17, 20-23; Lc 21,24; 2 Pe 2,5; Heb 11,7; JN 11, 52)

(Concilio y Catecismo: DV3; LG2,9,16; CEE 56-58, 71,701,845, 1080, 1094, 1219, 2369)

Alianza:

Pacto, unión de personas para un mismo fin. En la Biblia: dialogo amoroso de Dios con su pueblo.

 Biblia:

Sagrada Escritura, libros canónicos del Antiguo y Nuevo Testamento, textos inspirados por Dios. (“carta” de Dios omnipotente a sus criaturas, según frase de San Juan Crisóstomo)

 En el tema anterior vimos que Dios crea el  Mundo y al ser humano y le invita a una comunión intima con El, le hace la primera llamada a la vida y a colaborar con Él en la creación,  y una vez rota esta unidad por el pecado, Dios decide desde el comienzo salvar a la humanidad a  través de una serie de Alianzas.

Dios se revela en la historia para nuestra salvación:

El complejo proceso de formación del Antiguo  Testamento corre en cierta medida, paralelo a la vida e historia  del pueblo de Israel,  pueblo escogido por Dios  y es una obra abierta a futuras realizaciones y cumplimientos. Debemos recordar que al leer la Biblia no podemos prescindir de la finalidad con la que se escribió.  Nos habla de las hazañas de Dios, el gran protagonista es El, que busca al hombre    porque quiere establecer una relación de amistad con él.

La Biblia se escribe cuando el pueblo fue consciente de que Dios había intervenido desde el principio de su historia y lo había hecho de forma salvadora, Dios se va revelando en ella paso a paso, poco a poco a lo largo de la vida de su pueblo. El AT. Es una  continua manifestación de Dios. En ella, Dios es un ser personal, que dialoga con el ser humano, le acompaña, le provoca, le anima,  le corrige…. Y todo esto en el camino de la historia y al leerla desde de la fe en Dios que interviene, el pueblo descubre como  es Dios.

Dios  se revela como el Dios personal que respeta la libertad:

Dios toma en serio el protagonismo, la responsabilidad y por tanto la libertad del  género humano. El creyente debe saber que ha sido creado libre incluso para  negarse a Dios y a su Plan. El ser humano no es un muñeco ni un esclavo  sometido a la voluntad caprichosa de Dios. El hombre y la mujer son seres libres, inteligentes y autónomos para estar llamados a construir con su voluntad y su esfuerzo la historia propia y la de su pueblo. Dios quiere que en libertad le sigamos.

La historia, lugar de encuentro del ser humano con Dios:

Dios se revela en la historia. Los profetas recuerdan al pueblo que Dios es celoso porque los ama, no consiente que vayan tras ídolos que los sometan y los lleve a la esclavitud, también denuncian una y otra vez las falsas seguridades del pueblo creyendo que no les pueda pasar nada y  suscita líderes carismáticos (los conocidos como ) que los liberan de las cargas económicas, y del sometimiento militar que les imponían los filisteos. Dios no soporta la injusticia y el corazón obstinado y permite que   su pueblo caiga en la esclavitud del exilio y desde esa experiencia el pueblo descubrirá que Dios es fiel y no le abandona.

Dios establece su Alianza con el ser humano:

La Alianza es el término bíblico   para expresar la acción de Dios con toda la humanidad y con su pueblo. La Escritura es una narración de las Alianzas  que han tenido lugar en la Historia de la Salvación: con Noé, con Abrahán y con Moisés.

Jesús y la primera Iglesia releerán toda la escritura (A.T.) en esta última clave: en anticipación, promesa y profecía de la decisiva intervención de Dios acaecida en la vida, muerte y resurrección de Jesucristo, el Mesías  prometido en el A T. Esta nueva Alianza y definitiva  es cumplimiento  y plenitud de las Antiguas Alianzas.

Después de la oración y la lectura del tema hagamos un:

: Mirada creyente.

  • Observa a tú alrededor. En general, ¿los creyentes practicantes conocen la Biblia?. Piensa, ¿me ha interesado o he sentido curiosidad por lo que dice y para qué?

: Reflexión creyente.

  • Yo pertenezco al género humano, soy persona, criatura de Dios, me tiene que interesar lo que mi Creador quiere de mi ¿lo he pensado alguna vez?
  • Dios es mi Padre, me ama y quiere lo mejor para mí  la Salvación desde ya. Reflexiona: a lo largo de tu  vida ¿Has notado la intervención de Dios en tu historia?  

: Compromiso creyente.

  • En la Biblia Dios me dice lo que quiere de mí y para qué.

Sugerencia: como en este itinerario iremos viendo lo que El me dice y el compromiso debe ser pequeño y asequible para cumplirlo, podemos empezar  pidiendo al Señor nos de fuerzas y voluntad para seguirlo, conociendo la Alianzas que hace con su pueblo con Noé, Abrahán y Moisés.

Breve oración personal de acción de gracias, que contenga tus vivencias y actitudes personales ante la  intervención de Dios en tu historia personal

Nota importante: Para seguir estos temas se aconseja  tener una Biblia, los Documentos del Concilio Vaticano II   y el Catecismo.

 

COFSanSebastian

Próximos Eventos

Sin eventos

Archidiócesis de Sevilla

Hermandad de la Paz

contacto

Abril 2017
L M X J V S D
27 28 29 30 31 1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30